viernes, 8 de septiembre de 2017

hoy 8 de septiembre conozca-la-historia-a-106-anos-de-su-coronacion-canonica de la virgen -del valle


Diez años después, el 5 de septiembre del 1921, el obispo de la Diócesis de Guayana, entonces Sixto Sosa, declaró a la Virgen del Valle como patrona principal de la diócesis.

Y el 16 de marzo de 1981 el papa Juan Pablo II la declara como patrona de la Armada de Venezuela.

Lo cierto es que en los estados orientales de Anzoátegui, Nueva Esparta, Sucre, Monagas, Delta Amacuro y parte de Bolívar, así como en la localidad de Zaraza en el estado Guárico, ya han hecho todos preparativos para las ceremonias de veneración a la Virgen del Valle, conocida también como Nuestra Señora del Valle, advocación originada en territorio nuevo espartano. Algunos de los títulos que también recibe son: Virgen Milagrosa, Madre de los Pescadores y Protectora de los Neoespartanos.

Las festividades en Margarita se prolongan varios días durante los cuales la Virgen luce un bello traje diseñado con las telas suministradas por sus devotos.

Los españoles trajeron la imagen de la Virgen María a la ciudad de Nueva Cádiz en la isla de Cubagua. Posteriormente su imagen fue trasladada hasta El Valle del Espíritu Santo en territorio insular, lo cual dio origen a su nombre.

Esta ciudad había crecido vertiginosamente como resultado de la extracción de perlas. Sus habitantes encargaron a España una imagen de la Inmaculada Concepción para poner la ciudad bajo su protección. La imagen llegó a Cubagua en 1530, pero pocos años después, el 25 de diciembre de 1541, un huracán arrasó Nueva Cádiz y con ella la iglesia donde estaba la imagen de la Virgen.        

Al salvarse milagrosamente su imagen, los pobladores de Cubagua decidieron ponerla a salvo de nuevos cataclismos, llevándola en 1542 a una hacienda en El Valle de la Isla de Margarita, donde construyeron una pequeña ermita. Con el paso del tiempo el lugar dio el nombre a la imagen, que comenzó a llamarse la Virgen del Valle.
En el año de 1608, la isla de Margarita experimentó una gran sequía. Por tal motivo, los margariteños decidieron sacar la Virgen y llevarla en procesión hasta La Asunción. De acuerdo con los testimonios que se tienen de la época, en el momento en que la procesión llegó a esta ciudad, el cielo se ennegreció y pronto comenzó a precipitarse una fuerte lluvia sobre toda la isla.

Otros testimonios relatan que la imagen de la Virgen fue pintada por los ángeles que se la llevaron a los indios para que ella los protegiera de los abusos de los conquistadores. Unos guaiqueríes la encontraron sobre unos matorrales y se la llevaron a Palguarime para construirle allí una capilla. No obstante, al poco tiempo la Virgen apareció nuevamente en el sitio donde se le había encontrado. Finalmente, los indígenas entendieron que era allí donde quería la Virgen ser venerada y le construyeron una capilla que con el tiempo, se habría de transformar en el santuario de hoy.

Según otra leyenda, la Virgen estuvo al lado de los patriotas en la batalla de Matasiete, durante la guerra de Independencia. En este sentido, ella animaba a los patriotas y curaba sus heridas, por lo que también se le conoce como la Virgen Patriota.

La Virgen del Valle es también conocida como la Patrona de los marineros, que la llaman en oriente "la más tierna y dulce de las madres" y siempre la invocan antes de zarpar o lanzar la red.




Según otra leyenda, un pescador llamado Domingo estaba buscando perlas en el fondo del mar y pisó una enorme raya que le hincó su púa. Como consecuencia la pierna se le ulceró y los médicos opinaron que había que amputarla para salvarle la vida. Ante estas circunstancias la esposa de Domingo fue a pedirle con mucha fe a la Virgen del Valle por la salud de éste. Al poco tiempo el pescador sanó de manera milagrosa, por lo que le prometió que en pago le ofrecería la primera perla que consiguiera. Fue al mar y al abrir una ostra, halló una perla que reproducía con asombrosa fidelidad la forma de su pierna y hasta el rastro de su cicatriz. Un hecho que de alguna manera confirma este asombroso relato, es que la perla que encontró Domingo se puede observar en el museo del santuario, junto con numerosos objetos de oro, plata y piedras preciosas que le han regalado a la Virgen en gratitud por sus milagros concedidos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario